BIODEGRADABILIDAD: EFICACIA Y EFICIENCIA, ECONOMÍA VERSUS COSTOS

BIODEGRADABILIDAD: EFICACIA Y EFICIENCIA, ECONOMÍA VERSUS COSTOS

La biodegradabilidad implica el proceso de biodegradación, llevado a cabo por bacterias y microorganismos presentes en la naturaleza. Estos microorganismos transforman compuestos químicos en sustancias menos complejas mediante reacciones enzimáticas en presencia de oxígeno, generando monóxido de carbono, agua y óxidos de otros elementos, resultando en un eficiente tratamiento de aguas residuales.

Cuando un compuesto químico o un tensoactivo orgánico experimentan biodegradación, se convierten en sustitutos inorgánicos, eliminando así sus efectos del medio ambiente. En este contexto, es crucial destacar que si un tensoactivo no experimenta biodegradación natural, permanece estable en el entorno.

En un mundo amenazado por la escasez de agua, afectando al 40% de la población mundial y exacerbado por el cambio climático, Spangel Productos Biodegradables S.A.S. busca abordar con transparencia los siguientes conceptos:

EFICACIA: Un producto eficaz realiza la tarea sin medir la cantidad, el tiempo o el esfuerzo físico, sin considerar el impacto ambiental en los recursos hídricos.

EFICIENCIA: Cumple la tarea de limpieza sin agotar el recurso del agua, promoviendo la sostenibilidad ambiental y la conservación de los recursos naturales.

BARATO: La etiqueta de “barato” basada únicamente en comparaciones de precios carece de fundamentos técnicos, biológicos y ambientales, ya que el costo real no se evalúa.

COSTOSO: Un producto costoso, en términos de relación costo/beneficio, considera variables como la cantidad de producto, tiempos, esfuerzo físico, uso eficiente del agua y la optimización de aguas residuales.

Los productos de Spangel Productos Biodegradables se centran en la producción de sustancias de limpieza y desengrase que cumplen sus funciones y generan aguas residuales como recurso hídrico, aportando beneficios medioambientales y económicos a corto y largo plazo.

A partir de 2030, el 80% del agua en el mundo será agua residual, convirtiéndose en el recurso más valioso para obtener agua limpia, energía y nutrientes. Si la industria de tensoactivos adopta la biodegradación, las aguas residuales adquieren un doble valor: beneficios ambientales y para la salud, así como la generación de biogás como fuente de energía.

Desde 2006, Spangel Productos Biodegradables considera sus aguas residuales no como residuo, sino como un recurso. Estas aguas residuales, circulares en su economía, son recuperadas y reutilizadas en otros elementos, transformándose de costosas a sostenibles, aportando valor a la economía de la industria.

Share this post